1939

Ayer Pedro Vilar presentó su proyecto 1939. Muchos detalles y mucha sensibilidad en un proyecto basado en el recuerdo y la memoria.
¡Felicidades Pedro!












te acuerdas de aquella vieja manta mostaza? Ahora es mi falda favorita. No te lo vas a creer pero la semana pasada también me hice un vestido con la colcha de invitados. Ya no viene nadie por aquí.
Por las mañanas dedico una hora a teñir la ropa de negro, creo que un par de semanas terminaré de vaciar los armarios. He adaptado un macuto al vestido, así puedo cargar con más leña. Las noches se han vuelto muy frías en este lugar. Me gusta dar largos paseos recorriendo cada rincón de la casa para entrar en calor.
Algunos días me olvido y preparo comida para tres. No sé cuanto tiempo más podré aguantar esto. Tengo miedo. Los recuerdos me consumen, la decadencia se apodera de todo, y yo no puedo hacer nada. Algunas veces entro en la capilla y le hablo a Dios, y otras le cambio por las plantas. Quizás ellas me consuelen más.
Intento que todo siga igual, que todo esté en su sitio para cuando regreséis, pero parece que la casa está muerta, más muerta que vosotros...


Pedro Vilar ©

No hay comentarios: